Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘celebrities’

Para Hugo

“Las matemáticas desaparecieron en Occidente -dejemos a un lado a los árabes, es algo más complejo- desde la época romana. Transcurrieron siglos sin que nadie pudiese entender textos como los de Arquímedes. No se sabía qué eran. Se copiaban para guardarlos en bibliotecas sin comprenderlos.  Y fue necesario que llegara la nueva generación de matemáticos del siglo XVI para que se  redescubriera  con entusiasmo el texto de Arquímedes. Eso es una resurrección. En el fondo, conservo del cristianismo la idea de que si algo es verdadero debe poder renacer. También por eso he escrito sobre san Pablo*” (p. 69).

Alain Badiou, Filosofía y la idea del comunismo. Conversación con Peter Engelmann. Madrid, Trotta. Traducción y epílogo: Jordi Massó. (Philosophie und die Idee des Kommunismus).

*Alain Badiou, San Pablo. La fundación del universalismo. Madrid, Anthropos, 2007. Presentación de Jesús Ríos Vicente.

Anuncios

Read Full Post »

“”Aunque estés seis pies bajo tierra, tapado por la hierba… nada te puede suceder… Estate, pues, alegre, alegre: nada te puede suceder”. Estas palabras de uno de los personajes del dramaturgo austriaco L. Anzengruber impresionaron a Wittgenstein: expresarían perfectamente el intento de salvarse de los tormentos de la conciencia. O, también, de la muerte. Todo estriba en que la muerte no nos muerda. Quien vive el presente vive eternamente. Quien teme a la muerte no ha ajustado su conciencia. Incluso quien se suicida “peca”, ya que se trata a sí mismo como si fuera un acontecimiento más. La expulsión de la muerte es la consigna central de la “vida buena” wittgensteiniana” (p. 25).

Javier Sádaba, Lenguaje, magia y metafísica. (El otro Wittgenstein). Madrid, Libertarias/Prodhufi, 1992.

51bTl8+NWvL._SX326_BO1,204,203,200_

Read Full Post »

“Mis queridos convecinos, todos vosotros conocisteis aún la vieja monarquía, vuestra vieja patria. Hace años que ha muerto, y he tomado conciencia  de que no tiene sentido no tomar conciencia de que ha muerto.

(…) Si se supone que los viejos tiempos han muerto, entonces procederemos con ellos del modo en que se procede con los muertos: los enterraremos.

Por consiguiente, queridos míos, os ruego que dentro de tres días, me ayudéis a enterrar en el cementerio al difunto Emperador, es decir, su busto, con toda la solemnidad y el respeto que corresponden a un emperador difunto” (pp. 53-54).

Joseph Roth, El busto del Emperador. Barcelona: Acantilado, 2011. Trad.: I. García Adánez. (Die Büste des Kaisers, 1934).

el-busto-del-emperador-600x920

Read Full Post »

“El emperador era viejo. Era el emperador más viejo del mundo. A su alrededor rondaba la muerte, trazando círculos y círculos, segando y segando. El campo ya estaba vacío y solamente quedaba el emperador, como una última espiga de plata olvidada.” (p. 373).

Joseph Roth, La marcha Radetzky. Barcelona, Edhasa, 2012. Trad. A. Quintana. (Radetzkymarsch, 1932).

Read Full Post »

“El hijo no lloró. Nadie lloró por el muerto. Todo fue frío y solemne. No se pronunciaron palabras junto a la tumba. Al lado del suboficial de la gendarmería reposó el mayor barón de Trotta y Sipolje, Caballero de la Verdad. Se cubrió la tumba con una sencilla lápida militar en la que se grabaron, con letras pequeñas y negras, además de su nombre, rango y regimiento, su noble sobrenombre: «El héroe de Solferino». Poca cosa más quedó del muerto que esta piedra, una gloria olvidada, y su retrato. De la misma manera anda un campesino en primavera por los campos, y más tarde, en verano, la huella de sus pasos queda cubierta por la bendición del trigo, que ondea donde él sembrara.” (p. 37)

Joseph Roth, La marcha Radetzky. Barcelona, Edhasa, 2012. Trad.: Arturo Quintana. (Radetzkymarsch, 1932),

Resultado de imagen de Joseph Roth, La marcha Radetzky Edhasa

Read Full Post »

14700911_1220499394680360_8920393394884779197_o

20161016_145812

20161016_152333

20161016_151811

20161016_15114720161016_151317

20161016_151747

20161016_150308

Jaime Bateman, el “comandante Pablo”, fue, primero, miembro de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y después, fundador y líder de la guerrilla urbana M-19 (Movimiento 19 de abril de 1970). Murió en un accidente de avión y su cuerpo estuvo desaparecido nueve meses.

Read Full Post »

Habla el fantasma de Lucio, el hermano de Ovidio muerto a los 20 años:

“Pero en el fondo sabes que todo lo hermoso y grandioso de tu existencia ya pasó. Sabes que sufrirás en medio de la agonía. La pausa de esta primavera es tan ilusoria como la esencia de la primavera misma. Te esperan días solitarios y enfermos. Nadie te cerrará los ojos cuando mueras. Nadie pronunciará tu nombre desde las orillas de la vigilia como lo pides continuamente a los dioses. Ellos, y eso lo has reconocido en tus momentos más lúcidos, te han olvidado para siempre. Eres un hombre despojado de los dioses, un hombre además, incapaz de inventarlos. Y nadie, Ovidio, lavará tu cuerpo, ni lo vestirá, ni habrá ramas de pino alrededor de tu mortaja. Nadie llevará las máscaras de nuestros padres ni siquiera la mía, a tus funerales, porque no tendrás funerales como corresponde a los malditos. Nadie cavará una tumba para ti al pie de un camino, y tu epitafio, así lo hayas escrito ya, jamás será leído. Estarás solo, y solo, Ovidio, la muerte te acogerá. Ésta y no otra es la última dádiva que te dará el exilio” (66).

Pablo Montoya, Lejos de Roma. Medellín, Sílaba, 2014.

CARATULA-FRENTE-Lejos-de-Roma-marzo-31-300x460

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: