Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cementerios de París’

Masa
Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vió el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

Piedra negra sobre una piedra blanca

Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París —y no me corro—
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada;
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos…

César Vallejo (Perú, 1892, Francia, 1938).

Georgette, su mujer, escribió: “Cuando él murió, estuve ciega durante cuatro horas. Estuve loca”.

En 1970, cumpliendo el deseo de Vallejo, Georgette traslada los restos mortales del poeta al cementerio de Montparnasse (12º División, 4º Línea del Norte, Nº 7) y escribe en su tumba este epitafio: “He nevado tanto, para que duermas”.

Read Full Post »

Eros vs Tánatos. Necrofilia de piedra. Pues sí: en ningún cementerio falta una guapa moza. Con la túnica descuidadamente caída debido al dolor o la aflicción, no parecen mover a la piedad ni al sufrir. Y tampoco nos remiten a una vida más allá donde los sentidos carnales se vean desplazados por auras girando en el espacio, unas veces atraídas y otras rebotadas por la Divina Luz.

Madrid, Cementerio de la Almudena.

Muchacha-Ángel con rosario, actitud de orar y pliegues poco estables.

angel_detalle

angel

Pezón al final del pliegue -en competencia con otros famosos pezones madrileños: los de esa estatua llamada Julia y sita en la calle del pez.

París, Cementerio Peré Lachaisse

Dama con lira y actitud arrebatada.

lira_detalle

lira

Berlín, Cementerio de Hallesen Tor

Joven compungida con presencia de omoplato.

afligida_detalle

afligida2

Tampoco es un fenómeno inesperado. Quienes han perdido seres muy cercanos saben que una de las reacciones ante la muerte es la llamada del follisqueo. Esto es parte de algún mecanismo muy sencillo de la madre Natura o el padre Freud. O también que el escultor siempre que le dejan se divierte.

Read Full Post »

Supongo que para el Flâneur (como los ejemplos son de un cementerio parisino me autorizo usar este palabro) la gracia fundamental de un paseo está en los detalles. Una decoración aquí, un epitafio allá… conforman la lombriz que se lanza a devorar el pescadito  Flâneur.

Père Lachaise está lleno de lombrices (sigo con la metáfora del anzuelo, no es que quiera referirme directamente a los innombrables gusanos que se nos han de comer las carnes).  Esta señorita, en pleno éxtasis de turisteo no podía parar de fotografiar detalles decorativos.

Categorizaré estos como ciencia-ficción, aunque son más bien ciencia o aunque llegaron a ser tecnología. Son aparatos  del pasado del futuro, no se si me explico, quería decir de un futuro del pasado…Bueno, que son un poco Julio Verne.

buzos

Esto es un plano más general. Aquí se descubre que el escudo pertenece a dos apellidos Cabirol-Ferrus.  He encontrado esta web llena de sus preciosas escafandras. Los Cabirol y después los Ferrus fueron fabricantes de caucho y después de trajes de buceo.

buzos_cabirol_ferrus

Este es el Dirigible de Joseph Spiess, volando sobre un paisaje con su iglesia y todo.

dirigible_spiess

Spiess construyó un modelo de dirigible francés, en 1913. Aquí el mausoleo al completo, que se adorna con unas jardineras simétricas y bastante aerodinámicas.

spiess

Read Full Post »

Lo patético es una categoría estética con pinta de ser subcategoría de algo (de lo sublime, por ejemplo). Algo hay en lo patético de sub, de lo que quiere poseer una cualidad superior y no llega. Quiere conmover el alma del observador -παθητικός: que impresiona, sensible– y en vez de ese estremecimiento produce más bien la sonrisa, lo cómico.” ¡Qué patético!” decimos y sale la risa a castigarlo.

Lo cómico no es necesariamente positivo, nunca hay que olvidar que tiene esa función restrictiva de no dejar crecer nada fuera de su sitio, y al nuevo rico lo quiere en seguida devolver al fango. El snobismo y el amor decía Proust que eran sus temas preferidos. En lo patético hay mucho de esnobismo y de vago deseo del amor.

Tengo que nombrar la Patética de Beethoven,  la tengo en un vinilo de esos con perrito mirando el tocadiscos-la voz de su amo. Como suena muy bajito, casi sordo,  hay que subir el volumen ya en el Grave y se oyen chasquidos entre el conmovedor piano como un anciano que tosiese . Me encanta. Lo oigo y  siento claramente el placer de sufrir de mentirijillas.

Lo patético es teatral, pero eso le da fineza: se dice que el teatro le da a las pasiones, al hacerlas artificiales, un sentido de verdad. Dentro de los órdenes teatrales probablemete tenga más que ver lo patético con el drama (burgués) que con la tragedia. Si el protagonista de un triste episodio marcado por el destino no es un rey Lear sino un ama de casa noruega lllamada Nora estamos ante un drama. No se por qué me ha venido Ibsen como ejemplo, pero Bergman, que le adora, me parece también muy de lo patético, más que trágico.

Creo que Schiller dice algo así como que sufrir en sí es vulgar (eso sería la zona vulgar de lo patético) pero si uno aguanta firmemente el sufrimiento y lo utiliza para revelar una libertad moral por encima del dolor físico entonces lo patético entra en la estética. Pero esto es un poco antiguo. La idea de vulgaridad es mucho más amplia de lo que parecería, y a mi modo de ver alcanza todo el abanico de lo patético y le da esa vidilla que nos hace disfrutarlo.

Me acuerdo de que Lessing insiste en que, mientras devoran a sus hijos, Laoconte, tiene la boca especialmente poco abierta. Le enfadaba mucho que un escultor hiciese abrir la boca en un grito de dolor,  la boca abierta con dientes y lengua y dolor! ¡¡noooo!! Pero esto parece que ya no es prescriptivo y todos abren bocas (la madre del Guernica también con su hijito en brazos  tiene abierta la boca y es perfectamente patética)

En los cementerios parecen ser de esta escuela Schiller-Lessing. No se quiere ser vulgar y se diseña lo patético con la boca cerrada, el rostro cubierto o inclinado…la modestia de los signos del sufrir. ¿Hasta que punto consigue conmover? Lo patético hace que cuando visitamos cementerios nos pongamos “románticos”-así decía una tía abuela mía de Pontevedra. Nos emocionamos…y pero no. Sonreimos… pero no. Lo patético deja todo congelado en un gesto  sin terminar.

Pero vulgar acaba siéndolo siempre, y eso lo hace placentero, empalagoso pero a la par deliciosín.

mama

Sposa e Madre Modello con su pequeñin dándole el último beso.

telaranas

Ruboroso dolor y telarañas como lágrimas.

sabana

sabana2
Sábana con pliegues
dama_becker
Viuda tristísima…quizás la dama de El Beso de Bécquer
gemelas_de_la_muertejpg

Gemelas de la Muerte

Read Full Post »

La Edith negra.

Edith ma princesse, mon Ariadne Solal

falsa_edit

falsa_edit2

George Harrison.

Morir murió, pero no reposa aquí…fue incinerado y sus cenizas esparcidas en el Ganges.

george_harrison

El otro Marcel

Los escritores -con la sana excepción de Wilde- tienen tumbas mucho más discretas y esquinadas

marcel_prot

Read Full Post »

El cementerio de los famosos está en París y se llama Pere Lachaise. Incluso te dan un mapa (poco preciso) con las ubicaciones de las tumbas de famosos.
Como adjetivo diría que es un cementerio muy cansado. Ocurre siempre que se afonta un serio trabajo de turista. Mapa en mano se hace uno el plan de ataque: primero Colette, luego enfilar hacia Oscar Wilde, cerquita queda Proust y luego… Pero como en todo trabajo las distracciones nos van difuminando el objetivo: una vidriera, un amorcillo. El sol, arriba, hace pentágonos de croma como en una peli de Sergio Leone. Los buitres parisinos vuelan en círculos sobre el incauto y el agua del botellín se va acabando. Aquí y allá esqueletos con su visera y su cámara. “A cada paso espántanme en la vía/ejemplos tristes de los que han caído”, diría el Garcilaso.
Oscar Wilde
Como recordaba, su panteon blanco está marcado por cientos de espantosos labios sudamericanos. ¿Cómo puedo saber de qué continente vienen los besos? Pues es una intuición-prejuicio. Ello me disgusta y sé que Oscar también hubiese torcido el gesto viéndose tan besuqueado por las masas. Qué pena que esté muerto y no pueda soltar algo gracioso y elegante.
wilde3
wilde

En la foto que adjunto puede verse claramente el problemilla de la castración de la Esfinge:

El mausoleo fue diseñado por Jacob Epstein inspirado en su poema La Esfinge. Pero no se lo dejaban estrenar hasta que no tapase con una hoja de parra los llamativos testículos que la esfinge exhibía. Aquí se detalla la historia y como trece años después unos estudiantes pretendiendo acabar con la hoja de parra se cargaron también lo de debajo-¡Ay los torpes, círculo del infierno para ellos!-Se dice que el director del cementerio se quedó el trozo como pisapapeles genital.

Esta Señora, de los Papeil de toda la vida, y que nada tenía con Wilde pero cuya tumba está justo al lado también ha acabado sauvagemente besada. Puag… Los besos  son como moscas

wilde4

Proust

La tumba de Proust es negra, elegante y discreta.

marcel_proust

Y la familia de Proust

Las tumbas acostumbran a esa promiscuidad final, es fácil que todos acabemos en poco espacio reunidos con nuestra familia pasada y futura.  No sé qué tal os lleváis con la familia, pero idlo pensando, va a ser compañía para toda una eternidad.

adrien_proustrobert_proust

Colette

colette

Y aquí tres grandes de Francia, los pongo juntos -están realmente muy cerquita unos de otros.

Honorato de Balzac

balzac

Delacroix

delacroix

Nerval

nerval

Existen muchos otros ilustres  y en la web del cementerio pueden visitarse sin pasar  calores.

Decir por último que todos los que aquí están fotografiados tienen mi respeto y cariño. Ha sido un honor.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: