Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘clinamen’

“El individuo tiene que seguir comiendo y nutriendo su cuerpo, tiene que enfermar y finalmente morir. Nada de esto va a cambiar, si bien se habrá podido experimentar la capacidad de tocar lo infinito al incorporarse parcialmente -en ocasiones de manera leve; otras, de forma más intensa- a un procedimiento en el que se toca lo infinito real. Por eso puede decirse que todo individuo puede participar en lo absoluto” (p. 21).

Alain Badiou, Filosofía y la idea del comunismo. Conversación con Peter Engelmann. Madrid, Trotta, 2017. Traducción y epílogo: Jordi Massó.

Anuncios

Read Full Post »

“única vía que daba entrada al carreró del Xup. Esta última calle, por todos los conceptos desangelada y fea, podía ufanarse (si bien otros rincones del barrio le disputaban ese honor dudoso) de haber sido teatro de este suceso cruel: la ejecución sobre la muralla romana de santa Leocricia. (…) Era oriunda de Barcelona o de sus proximidades e hija de un cardador de lana; se convirtió al cristianismo de muy niña. Su padre la casó sin quererlo ella con un Tiburcio o Tiburcino, cuestor. Movida por su fe, Leocracia repartió los bienes de su marido entre los pobres y emancipó a los esclavos. El marido, sin cuyo consentimiento había obrado, montó en cólera. Por haber hecho esto y por no abjurar de su religión fue decapitada en el punto dicho. La leyenda agrega que su cabeza rodó por la pendiente y no paró de rodar, doblando esquinas, cruzando calles y sembrando el terror entre los viandantes hasta caer al mar, donde un delfín u otro pez grande se la llevó” (11 – 12).

Eduardo Mendoza, La ciudad de los prodigios. Barcelona, Planeta, 1998.

BCN

Read Full Post »

“Y una vez, esto lo recuerdo y me da risa, en que estaba sola en el estudio de Pedrito Garfias, me puse a mirar el florero que él miraba con tanta tristeza, y pensé: tal vez lo mira así porque no tiene flores, casi nunca tiene flores, y me acerqué al florero y lo observé desde distintos ángulos, y entonces (estaba cada vez más cerca, aunque mi forma de aproximarme, mi forma de desplazarme hacia el objeto observado era como si trazara una espiral) pensé: voy a meter la mano por la boca negra del florero. Eso pensé. Y vi cómo mi mano se despegaba de mi cuerpo, se alzaba, planeaba sobre la boca negra del florero, se aproximaba a los bordes esmaltados, y justo entonces una vocecitaen mi interior me dijo: che, Auxilio, qué haces, loca, y eso fue lo que me salvó, creo, porque en el acto mi brazo se detuvo y mi mano quedó colgando, en una posición como de bailarina muerta, a pocos centímetros de esa boca del infierno, y a partir de ese momento no sé qué fue lo que me pasó aunque sí sé lo que no me pasó y me pudo haber pasado.
Una corre peligros. Ésa es la pura verdad. Una corre riesgos y es juguete del destino hasta en los sitios más inverosímiles (16).”

Roberto Bolaño, Amuleto. Anagrama, Barcelona, 2009.

MaquetaciSÿn 1

Read Full Post »

“Unas semanas antes de embarcarme en el Crucero de Lujo, un chico de dieciseis años se tiró desde la cubierta superior: se suicidó. La versión de la noticia era que había sido un amor adolescente, un romance entre pasajeros del barco que terminó mal, etcétera. Creo que hay algo más, algo que una noticia real nunca podría mencionar.

Hay algo insoportablemente triste en los cruceros de lujo masivos. Como la mayoría de las cosas insoportablemente tristes, resulta increíblemente elusivo y complejo en sus causas y simple en sus efectos”.

David Foster Wallace, Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer. Random House Mondadori. Traducción, Javier Calvo.

GR0776A.jpg

Read Full Post »


Ni siquiera la incitadora señal hacia la derecha que nos ofrece todos los muertos del lugar podría distraernos de lo que se abre tras ella: toda Castilla. Y hasta las nubes descienden para arañar su lengua contra el suelo, y la última luz del mundo, amarilla entre los rosas y los azules, como un flotador que hubiera perdido en el mar a la niña a la que rodeaba, ha venido a refugiarse junto al gran silo, entre los árboles de la meseta.

Read Full Post »

Garea, que está haciendo la vuelta a España, pero en desorden, ha estado este fin de semana en tierra de bellotas y ha tenido el detalle de mandarnos unas fotos del cementerio Cuacos de Yuste que, a pesar de estar en Extremadura, de extremeño tiene sólo el contenedor, porque el contenido, véase, los muertos, son alemanes, soldados para más señas.

Esta placa conmemorativa explica que el Volksbund se encargó de reunir los cuerpos (o los restos, según el estado) de todos los soldados alemanes muertos en España en la I y II Guerra Mundial para enterrarlos todos juntos en Yuste. La wikipedia dice “180 restos de soldados”, pero digo yo que querrá decir “los restos de 180 soldados..” . 

Volksbund es la abreviatura de Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge (VDK), la Organización Alemana para la Conservación de Cementerios de los Caídos de Guerra, encargada del cuidado de unos dos millones de tumbas en 800 cementerios repartidos por toda Europa: en España, Yuste; en Alemania, Halbe, el más grande del país, con siete hectáreas y más de 20.000 soldados sin identificar; en Bélgica, Menen Vladslo; en Francia,  Berneuil, Niederbronn y los seis de Normandía: La CambeChampigny-Saint-André, Mont-de-Huisnes, Marigny, Orglandes y St Désir de Lisieux; en Rusia, entre 80 y 100 cementerios alemanes, como los de Sebesh, Kursk, Gagarin, Voronezh y Apscheronsk.

Ésta foto me gusta mucho, parece que el árbol de la derecha ha crecido alineado con la fila de tumbas:

Ésta parece la foto de una huerta

Y ésta la de unos jóvenes haciendo ejercicios gimnásticos en un campamento de verano: brazos en cruz – pies juntos, ¡hop! brazos pegados al cuerpo-piernas abiertas.

I. M., 23 años:

Franz-Wilhelm, 22 años:

Franz, fecha de nacimiento desconocida:

No está mal pasar la eternidad en La Vera, a la sombra de los cerezos en flor.

Muchas gracias por las fotos, Garea.

Read Full Post »

Copio un párrafo de Fronteras movedizas, el nuevo blog abierto por Enric González para hablar sobre asuntos de Oriente Próximo, principalmente israelíes y palestinos.

“El escritor israelí Amos Oz dijo que existían dos tipos de solución para el conflicto: la shakespeariana y la chejoviana. En las obras de Shakespeare acaba triunfando la justicia y resplandeciendo la verdad, pero no queda vivo nadie. En las obras de Chejov los protagonistas sobreviven, condenados a lamentar sus errores y a añorar lo perdido.”

Aquí el resto del post.

(Vía Primero, la gente)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: