Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘parque-cementerio’

20160708_142944

entrada

20160708_142328

camposanto

20160708_142744

doble sentido

20160708_142836

espacio libre de humo

20160708_142511

la tabla del 3

20160708_14264620160708_142154

20160708_142118 (1)

b/n

20160708_142016

20160708_142417

duets of all times

20160708_142244

 

20160708_142050

20160708_142059

Anuncios

Read Full Post »

Lo dramático. El cementerio de Praga

Desconcertante cementerio el de Praga… qué dramáticos  son estos checos.

Esta muchacha, por ejemplo. ¿Qué la abruma? ¿Acaso carga con la culpa de sus antepasados desde Eva?

(más…)

Read Full Post »

La idea que una tiene de “cementerio” es la de un lugar más o menos llano. Pero en Edimburgo tienen otras ideas (sobre todo, ideas en otro idioma, que para eso son de Embra). 

En los cementerios en cuesta, como es el caso del cementerio de Calton, unos muertos están enterrados más cerca del infierno y otros muertos más cerca del cielo, pero, al fin y al cabo, todos están muertos y todos bajo tierra.

Si cargar con el muerto ya es tarea pesada, subirlo por una cuesta más o menos pindia en un típico día lluvioso intentando no resbalar sobre el suelo embarrado, tiene que ser una delicia.

El cementerio de Calton con la colina de fondo.

Y hablando de ideas, aquí tenemos la tumba del filósofo escocés David Hume, nacido y  muerto en Edimburgo (1711-1776), a quien, entre otras maravillas, le debemos, además de haber despertado a Kant de su sueño dogmático, la crítica de la causalidad: la causalidad no es una ley de la Naturaleza, sino un invento de la mente humana. Creemos que entre dos acontecimientos existe una relación de causa-efecto, cuando en realidad lo único que hay es una conjunción constante, porque hasta ahora siempre se han dado juntos, pero esto no asegura que vaya a ocurrir del mismo modo en el futuro.

Gracias por las nuevas fotos, Hugueto, y feliz viaje.

Read Full Post »

Mientras algunas seguimos engorilándonos aquí en Madrid, Ana y Ale se han ido a Berlín.

“… el domingo, cuando volvíamos de curiosear el mercadillo de Friedrichshain, vimos este cementerio. Había una capilla-teatro con sus graffittis y detrás un cementerio-jardín con sus tumbas-parterres, (en España no se suelen ver estas combinaciones). Cada poco había un montón de aperos de jardinería (qué organizaos estos alemanes) y allí estaba la gente en su mañana de domingo dándose a la jardinería tumbil,  curioso.”

Gracias por las fotos, zamoranos.

Read Full Post »

“Las puertas de la ciudad abandonada estaban abiertas para ellos y creían oír unos tenues crujidos en el interior de las casas, como hojas de otoño. Avanzaban imponiéndose silencio, unidos codo con codo, agitando sus Palos, recordando que sus padres les habían dicho: «¡Allá no! ¡A ninguna de las ciudades viejas! Cuidado adónde vas. Recibirás la paliza más grande de tu vida cuando vuelvas a casa. ¡Te miraremos los zapatos!».

Allí, en la ciudad muerta, un montón de niños, con sus meriendas a medio devorar, se desafiaban los unos a los otros, con agudos cuchicheos.

-¡Aquí no hay nada!

Y de pronto uno de ellos echaba a correr y entraba en la casa de piedra más próxima, cruzaba la sala y entraba en el dormitorio sin mirar alrededor comenzaba a dar puntapiés y a moverse con pasos arrastrados, y las hojas negras y quebradizas, finas como jirones de un cielo de medianoche, volaban por el aire. Detrás de ese niño corrían otros seis, y el primero hacía de músico, tocando los blancos huesos xilofónicos que yacían bajo los copos cenicientos. Una enorme calavera aparecía a veces rodando, con una bola de nieve, y los niños gritaban. Las costillas parecían patas de araña y lloraban como un arpa de sonidos apagados, y los negros copos de la mortalidad volaban alrededor de la arrastrada danza de los niños. Se empujaban unos a otros y caían entre la hojas, en la muerte que había transformado a los muertos en copos y sequedad, en un juego de niños con estómagos donde goteaba la naranjada gaseosa.

Y salían de una casa para entrar en otra, y así visitaban diecisiete casas, recordando que los horrores de todas las ciudades negras serían eliminados por los bomberos, guerreros antisépticos arma dos de palas y cajones, apartando con las palas los andrajos de ébano y las barras de menta de los huesos, separando lenta y eficazmente lo terrible de lo normal. De modo que los niños tenían que jugar de prisa, ¡pues muy pronto llegarían los bomberos!

Luego los niños, de rostros luminosos de sudor, mordisqueaban el último emparedado. Y después de un puntapié final, de un último concierto de marimba, de una última arremetida al montón de hojas otoñales, volvían a sus casas.

Las madres les examinaban los zapatos en busca de copos negros, y una vez descubiertos, venían los baños calientes y las palizas paternas.

A fines de ese año, los bomberos habían rastrillado las hojas secas y los blancos xilófonos, y se había acabado la diversión”.

Los Músicos, en Crónicas Marcianas, Ray Bradbury

Ayer vi un escaparate en la calle Hortaleza, estaba lleno de marcianos muertos, secos y pinchados con alfileres.

Read Full Post »

Publico este texto de Fabiola, martes, 08 de septiembre. Lo publico ahora porque hace fotos analógicas, o séase aquellas con carrete y sales de plata. Debían ser reveladas para que podamos verlas…Todos los los términos que en la fotografía analógica fueron cotidianos están adquiriendo con la distancia cierto misticismo merecedor de la cursiva.

“..hace un par de semanas entré en un parque que resultó no ser un parque sino un cementerio…, pero la gente estaba allí, sentada entre los muertos, comiendo, leyendo, patinando,corriendo, besándose, paseando con los niños…, compartiendo el espacio con lápidas (que no nichos) desencajadas, acumulando los largos nombres de los muchos muertos.

corredor

lector

Las lápidas engañan un poco, porque crecen entre hierbajos y, de tan olvidadas, parecen antiguas. Sin embargo, pocas llegan a los 150 años. Como os decía, ni un solo nicho, ni una sola flor, todas casi iguales, si no fuera por el símbolo religioso de turno…, todas muy apiladas, algo así como el metro de Londres en hora punta, o las hileras interminables de casitas rústicas adosadas. Todas muy parecidas, como las casas, las estaciones o los hierbajos.

hierbajoshierbajos2

Debe de ser que los ingleses se aplicaron a fondo con lo de la tabula rasa y no son gentes de alturas ni de separaciones drásticas, todo bien juntito pero sin estar pegado, los muertos a sus hierbajos y ardillas, y los vivos, pues a sus comidas, lecturas, amoríos y paseos.

ardilla

Quería enviaros unas fotos, pero mi camara es analógica y hay que esperar al revelado, a la suerte con el revelado y a que todo vaya bien con el escaner, así que como adelanto, o por si acaso, os dejo el link.

Y fui también a Highgate cemetery, para ver fotografiar el cabezón de Marx…, pero esto ya es otra historia. Que espero que sigáis bien. bicos. fabi. ”

descabezados

Read Full Post »

Eros vs Tánatos. Necrofilia de piedra. Pues sí: en ningún cementerio falta una guapa moza. Con la túnica descuidadamente caída debido al dolor o la aflicción, no parecen mover a la piedad ni al sufrir. Y tampoco nos remiten a una vida más allá donde los sentidos carnales se vean desplazados por auras girando en el espacio, unas veces atraídas y otras rebotadas por la Divina Luz.

Madrid, Cementerio de la Almudena.

Muchacha-Ángel con rosario, actitud de orar y pliegues poco estables.

angel_detalle

angel

Pezón al final del pliegue -en competencia con otros famosos pezones madrileños: los de esa estatua llamada Julia y sita en la calle del pez.

París, Cementerio Peré Lachaisse

Dama con lira y actitud arrebatada.

lira_detalle

lira

Berlín, Cementerio de Hallesen Tor

Joven compungida con presencia de omoplato.

afligida_detalle

afligida2

Tampoco es un fenómeno inesperado. Quienes han perdido seres muy cercanos saben que una de las reacciones ante la muerte es la llamada del follisqueo. Esto es parte de algún mecanismo muy sencillo de la madre Natura o el padre Freud. O también que el escultor siempre que le dejan se divierte.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: